Atlético y Tiro de Reconquista gritó campeón

El equipo del norte provincial logró el título tras imponerse en la final a Romang FC por 2 a 0 el pasado domingo. Luego de la consagración, dialogamos con el entrenador Heraldo “Pipi” Picech.

Después de 17 años, el Tricolor de Reconquista volvió a dar la vuelta olímpica en el certamen local. En 2019 la copa había estado muy cerca, después de caer en la final justamente ante el mismo rival: Romang FC. La última vez que el equipo se había consagrado había sido en la edición 2004 del certamen.

De esta forma, Atlético y Tiro se quedó con la copa que este año llevó el nombre de “Centenario del club Platense Porvenir.” Fue un formato atípico teniendo en cuenta las vicisitudes que trajo este año de pandemia. El torneo dio inicio en el mes de septiembre, con una fase de grupos ubicados por cercanía geográfica, y luego una instancia de eliminación directa a partir de los cuartos de final.

Con todo esto, Tiro demostró ser el mejor, y su entrenador “Pipi” Picech, explicó cuáles son las sensaciones luego de tamaño logro. “Por supuesto que obtener un campeonato es para festejar bastante. Yo hace tres años que estoy en Tiro, serían cuatro, pero el año pasado no hubo fútbol. Así que es 2018, 2019 y este torneo corto que se hizo ahora a fines de 2021.  Ya en 2019 llegamos a la final contra este mismo equipo y perdimos en un partido atípico. Se dio con algunas instancias como por ejemplo que nos quedamos con un hombre menos a los 15 minutos del primer tiempo, lo cual marcó otro partido”, señaló el técnico sobre aquella final perdida.

—¿Fue una suerte de revancha después de lo del 2019?

—Si, fue la revancha, contra el mismo equipo que jugamos ahora, contra Romang. En este torneo nosotros no habíamos jugado contra ellos porque estábamos en distintas zonas, y no nos enfrentamos hasta la final.

Lo curioso es que Tiro llegó a la última fecha de la fase de grupos con posibilidades de quedar afuera de los play off. El campeón compartió la zona con Racing, Nueva Chicago y Alumni, todos ellos de Reconquista. En la última jornada, el Tricolor se midió contra Racing sin la seguridad de saberse clasificado.

“Si bien perdimos un solo partido en la instancia de grupos, llegamos al último partido contra Racing, que si perdíamos podíamos quedar afuera. Podía clasificar Racing, y también Alumni o Chicago que eran los otros dos equipos que estaban. Jugábamos en cancha de Racing. Ese partido lo ganamos 3 a 1, hicimos un partidazo. Yo creo que ese fue el clic del equipo, ahí se consolidó. Aparte después teníamos que jugar los cuartos de final con Racing otra vez. Teníamos que eliminarnos, y jugamos el primer partido allá, y se lo ganamos 3 a 2 en su cancha. Después lo ganamos acá en cancha nuestra. Partidos durísimos” detalló Picech.

Ese fue el clic. A partir de allí el equipo dio un salto de calidad desde lo anímico y desde lo futbolístico hasta la final. “Ahí dijimos que estábamos para otra cosa. Teníamos que pensar en eso” sentenció el entrenador.

Heraldo Picech, entrenador del campeón. Crédito: Radio Amanecer.

 

En las semifinales llegó Adelante, otro histórico de Reconquista, ante quien se impusieron 1 a 0 en la ida como visitantes, y luego 3 a 1 en condición de local. “Veíamos que el equipo estaba funcionando bien. Teníamos un equipo largo, porque aparte de los chicos de acá de Tiro, vinieron cinco o seis refuerzos. Jugadores muy importantes que terminaron siendo fundamentales en el equipo. El tema más difícil la última semana fue hacerle entender a los chicos que algunos iban a quedar afuera. Porque llegaban todos en las mismas condiciones.  Pero muy bien, un grupo hermoso. En realidad, en el trabajo nuestro desde la parte técnica, lo primero que hacemos cuando llegamos es tratar de armar un buen grupo. El respeto, el compromiso hacia la institución y hacia ellos mismos. Al que le toca, le toca, y el otro tiene que apoyar, porque mañana le tocará a él. En ese sentido los chicos interpretaron lo que queríamos, y ese fue el resultado” explicó el técnico.

 

La gran final

El partido definitivo se disputó en cancha neutral, puntualmente en el estadio del Club Atlético Adelante. Allí llegaron los dos mejores: Atlético y Tiro junto a Romang, mismos protagonistas que en la final de 2019, la última jugada en la Liga Reconquistense.

—Hablame de cómo se disputó la final.

—Fue un partido en el que el primer tiempo fue más bien disputado, también por el día, el calor, fue un horario en el que todavía hacía mucho calor, así que no fue tan intenso, pero sí con peligro en los dos arcos. Ellos tuvieron dos posibilidades, nosotros también, y después llegó el penal sobre el final del primer tiempo. Ahí nos pusimos uno a cero y a los tres o cuatro minutos terminó el primer tiempo.

El entretiempo llegó con Tiro ganando 1 a 0 con gol de su arquero, Matías Flores, desde la vía del penal, y con un expulsado de cada bando. Ese tanto representó un gran envión anímico para el Tricolor. “Salimos y los chicos estaban con esa ansiedad de decir ‘nos faltan 45 minutos para ser campeones, tenemos que aguantar” contó Picech.

Finalmente, en la segunda mitad, llegó el tanto de la tranquilidad: “En el segundo tiempo me pareció que ellos buscaron de una forma que me llamó la atención, porque Romang tiene muy buen fútbol. Tiraron muchos pelotazos, nosotros tenemos gente alta atrás y los marcamos muy bien. Ellos se descontrolaron un poco, y a los 18 o 20 minutos, tuvimos un centro desde el lateral y ese ya fue el 2 a 0. Ya estábamos festejando” dijo entre risas el técnico del campeón sobre el gol de Jonatan Colussi.

 

 

Crédito: Reconquista Hoy.

 

Párrafo aparte para la gente, y cómo se viven los partidos en la Reconquistense.

—La Liga Reconquistense tiene mucha pasión en la gente. Hinchadas como la de Tiro yo no he visto, y mirá que tengo años. No he visto nunca en el fútbol de Reconquista, es impresionante. El torneo pasado, que eliminamos a Romang en el petit torneo, porque fue un torneo largo con petit, y que le ganamos allá, tuvimos caravana de Romang a Reconquista, que son 40 kilómetros. Después fuimos a jugar a Costa, que es una localidad acá a 20 kilómetros más o menos, y tuvimos que llegar a pie porque no nos dejaban pasar. La hinchada de Tiro es una cosa de locos. Y ayer (por el domingo) reventó. Muy bullanguera, llevan de todo, hay un video que están con globos. Muy lindo, nos acompañaron siempre.

 

Lo que viene

Ahora, la idea de Picech es poder volver a disputar la Copa Federación, que dará inició en enero de 2022. El Tricolor disputó la última edición del certamen, debido a que el campeón Romang FC no había accedido a jugarla. En la edición del 2020, Tiro se quedó en las semifinales tras caer ante Juventud Unida de Humboldt.

Por otra parte, el entrenador habló de cómo es Atlético y Tiro a nivel institucional: “Es una institución que está trabajando muy bien. Tiene un hermoso salón de fiestas, y además del fútbol se hacen patín, taekwondo y otras actividades. Se trabaja mucho, sobre todo ahora que volvieron las fiestas. Si bien yo no tengo mucha relación con la comisión central, porque hay una subcomisión de fútbol, la verdad que está todo muy bien; son muy atentos con nosotros, con los chicos. Acá es totalmente amateur, no hay plata para nadie, pero tratan de hacernos sentir bien, compartiendo algunas comidas, lo que hace muy bien para fortalecer al grupo.”

Esto no es poco teniendo en cuenta lo que significó volver a competir luego de la cuarentena estricta, y en un 2021 que también tuvo algunos meses de encierro e interrupción de las actividades.

Todo eso trastocó en gran medida la planificación del equipo, que llegó a realizar tres pretemporadas seguidas: “Habíamos hecho tres pretemporadas. Primero en el 2020, antes que empiece esto. Después a principio de este año otra, y después en junio o julio, que nos dijeron que íbamos a arrancar por septiembre, entonces hicimos otra pretemporada. Ya los chicos no nos creían más, parecía que estábamos jodiendo” bromeó Picech.

—Lo bueno es que se pudo jugar y ojalá el año que viene se pueda comenzar de la mejor manera posible.

—Exacto, ojalá esto pase de una vez. Que se regularice un poco para hacer un torneo normal y que tengamos fútbol todo el año. Nosotros siempre propusimos una alternativa a la Liga, incluso cuando estábamos dirigiendo en otros clubes como La Sarita, que es una localidad que está acá cerca. Siempre propusimos a la Liga hacer los torneos en el verano.

“Acá es todo totalmente amateur, los chicos trabajan, estudian. Lo más difícil para ellos es venir a practicar en pleno invierno. Entonces por ejemplo, este torneo comenzó en agosto, jugas hasta diciembre, parás dos meses y en febrero arrancas de nuevo, jugas de noche y la gente te acompaña mucho más. Frenas dos meses en invierno, y este año hubiera sido ideal para hacer una prueba. Pero bueno, decidieron hacerlo de esta forma” cerró el entrenador.

 

 

Esta nota fue publicada en el suplemento Mirador Provincial, que sale junto a los diarios El Litoral y Clarín. Para leerla online, hacé clic acá.

 

Crédito foto de portada: Reconquista Hoy.

Seguí leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

cinco × 5 =

Destacadas