Calchaquí FC: 99 Años formando personas

El club del norte provincial inició el pasado 20 de mayo el camino a su centenario. En medio de un contexto de restricciones, el presidente Manuel Paulón explicó la situación que vive la entidad y recordó uno de los momentos más importantes de su historia: la Copa de Campeones lograda en 1999.

“Más allá de lo deportivo, uno piensa en lo social, no somos solamente formadores de deportistas, sino también de personas. Así se crece como institución.” La frase de Manuel Paulón resume en toda su dimensión la importancia de un club tan fuerte del norte provincial como Calchaquí Football Club. Si bien su nombre hace referencia al deporte que lo vio nacer, hoy la realidad de la institución es mucho más amplia que la de solo un club de fútbol.

Para este 2021 existían una multiplicidad de proyectos abiertos, y se habían llegado a abrir nuevamente los entrenamientos en todas las disciplinas: fútbol, hockey, rugby, tenis, entre otras. De hecho la incorporación del fútbol femenino y el hockey masculino representan dos hitos que este año se vieron nacer dentro del club.

El equipo que comenzó a competir en la Liga Verense a inicios de 2021 antes del parate.

Por su parte, en los últimos años se desarrollaron distintos proyectos en cuanto a infraestructura, que detalla el titular de la entidad: “Hay mucho que se sustenta con la mutual del club. Nosotros tenemos hace diez años una mutual de socios, donde se solventa lo que es parte de las obras, porque el club tiene un contrato: lo que da de superávit la mutual, el club lo recibe en obras. Así llegamos a poder diagramar el proyecto institucional de obras. Eso lo presentamos como para poder realizar un proyecto en bloques, es decir que se hace y se termina por bloques. Hoy se hizo sanitarios, que era un déficit grande que teníamos, se pudo incorporar un terreno lindero al club que se concesionó hace cuatro años cuando nosotros tomamos la institución. Era una concesión a cuatro años y luego se renovó por dos años más, así que ya estamos casi en los seis años y ahí se hizo un predio verde, que era lo que faltaba, con canchas de fútbol, hockey.”

Fue la misma mutual quien hace dos años también compró un terreno lindero a la cancha auxiliar del club, donde estaba planificado parquizar para poder tener otro predio. Sin embargo, la pandemia hizo que todo se demore y cueste el doble.

¿Cómo hace un club como Calchaquí para sobrellevar económicamente una situación tan dura?

—La verdad que es una pregunta que hasta nosotros nos hacemos, para sacar recursos de donde sea. Con el tema de la parte económica, gracias a Dios el club se podía sostener, y se pudo sostener con la cuota social. Cada disciplina paga una cuota social y una cuota deportiva para poder sostener la parte de profesores e infraestructura. Si bien no alcanza con eso, porque como cualquier club de pueblo, se cobran las cuotas cuando hay deportes que están practicando, participando o compitiendo. Por eso bajan en cantidad entre diciembre y marzo más o menos. Nosotros tenemos un torneo de verano, que ya se viene haciendo desde hace muchos años. Es un torneo de fútbol de 16 equipos, con ascensos y descensos, a nivel comercial, que se realiza con los comercios de Calchaquí.

Durante este 2021 el torneo que relata Paulón no pudo realizarse, lo cual es un duro golpe. Con la entrada de dinero de ese certamen se costeaban gran cantidad de gastos institucionales, y es un ingreso genuino del cual el club se vio privado este año. Lo mismo sucedió con el torneo El Indiecito, de fútbol infantil: “No solamente es a nivel provincial, sino también nacional. Hay clubes, como por ejemplo Argentinos Juniors que hace muchos años viene con una o dos categorías, River hace tres años que venía, pero las últimas dos ediciones no las pudimos hacer. Es un torneo que participan entre 1000 y 1500 chicos todos los años, donde se para el pueblo. Se para y se mueve entero: por el tema de lugares, hospedajes, escuela, hoteles. Son dos días de torneo, tres días prácticamente que el pueblo se mueve en torno a lo que es El Indiecito”, explicó Paulón.

Actualmente, en medio de este contexto tan complejo, todos los cañones apuntan al bingo que organiza la institución con la colaboración de todas las disciplinas. “Ahora tenemos un bingo que se hizo el año pasado, el anterior también, este sería el tercer año. Se retomó el bingo que teníamos un poco parado, y de eso se sustentan un poco las sub comisiones. El club está armado de forma que cada disciplina tiene su sub comisión, y cada sub comisión tiene uno o dos integrantes en la comisión mayor. Entonces se trabaja con una sola línea que bajamos desde la comisión mayor, y así es cómo va trabajando la institución” detalló el presidente.

El hockey es otra de las disciplinas destacadas en la institución.

¿O sea que el bingo va a ser un poco el caballito de batalla para ganar ese campeonato económico?

—Seguramente, eso es indudable. También el saber que uno tiene el aporte de la mutual sobre todo para lo que es el personal de mantenimiento, a nosotros nos deja un poco más tranquilos. Sin dejar de pensar en que al agrandarse el predio los costos fijos son mucho más grandes, y tenemos que salir a solventarlos. No tuvimos prácticamente aportes del Estado. Es muy fácil decirnos que tenemos que cerrar, pero ¿qué me propones vos como Estado? Porque yo hoy no cumplo solamente un rol deportivo dentro de la comunidad. Cualquier club no cumple solamente un rol deportivo, sino a nivel social también y sobre todo una contención para los chicos que cuando están en la calle están al alcance de cualquier cosa. Nosotros los tenemos adentro del club: 300, 400, 500 personas participando directamente desde lo deportivo, y después tenes todo lo que eso representa alrededor, el papá, la mamá que van al club. Entonces también cumplimos un rol social. Me parece que eso se debería haber planteado de otra manera, pero bueno, seguimos proyectando y encarando.

De esta forma, Paulón destacó la enorme labor que se realiza en grupo desde los distintos sectores que componen el club. “Lo que sí tengo conmigo es un gran grupo de trabajo, que siempre lo dije y lo digo. Soy una de las caras visibles, pero detrás de mí hay un montón de gente que empuja, las sub comisiones, la comisión joven que se ocupa un poco más del tema de las redes sociales, y de conseguir cosas a través de la página, dar a conocer el club. Esa sub comisión joven son los que van a estar el día de mañana en las sub comisiones y en la comisión mayor como fuimos nosotros también en su momento” explicó.

La hazaña de Calchaquí FC en 1999

Hace poco más de 20 años, Calchaquí FC escribió su página más gloriosa haciéndose con la Copa de Campeones de la Provincia de Santa Fe. Fue un camino duro, en el que comenzó midiéndose contra equipos de la zona, como Racing El Campesino de Villa Ocampo y La Sarita, equipo de la Liga Reconquistense.

En ese momento, Manuel Paulón comenzaba a hacer sus primeras armas en la Primera División del equipo y cuenta en primera persona cómo se vivió ese torneo.

“La verdad que tengo una satisfacción enorme porque hoy es esa estrellita dorada arriba del escudo rodeada de un montón de estrellas que por suerte pudimos conseguir con el fútbol. Lo que más satisfacción me da de eso es que fue conseguida con todos jugadores y chicos nacidos acá en el club. No había ningún jugador de ese momento, ni hoy tampoco, que cobrara un peso. Todo se hizo por amor a la camiseta” contó.

El plantel que logró la consagración en la Copa de Campeones 1999.

En la final, el rival fue el siempre duro Sportivo Las Parejas, y tuvieron que definir la serie de visitante. Si bien en su visita al Lobo del sur provincial el resultado fue una derrota 1 a 0, el 3 a 1 conseguido en Calchaquí les dio la consagración a los de la V azulada.

“Ese fue el logro más importante a nivel deportivo. En ese momento nosotros tal vez no nos dimos cuenta, pero ir a jugar a Las Parejas la final, contra jugadores que en ese momento estaban rentados… El delantero que tenía en ese momento Sportivo era de Reconquista y cobraba un sueldo comparable al de un Nacional B. Y nosotros salimos esa mañana a jugar la final en colectivo a Las Parejas, llegamos a las dos de la tarde, nos cambiamos y salimos a jugar a la cancha. Fue un día gris de llovizna, era en abril. A mí me tocó jugar esa final porque el marcador central, que era el jugador más importante que teníamos en el club, había quedado afuera porque tenía que cumplir una fecha de suspensión. La verdad que fue un partido épico para nosotros, pero además un campeonato que como dije, fue con todos chicos surgidos del club” detalló Paulón.

Por último, el hoy presidente recuerda lo que fue la vuelta al pueblo después de la hazaña, un día que quedó grabado a fuego en la retina de todos lo que allí estuvieron: “Cuando llegamos al club el pueblo estaba muy alterado. Imagínate que un campeonato para un club de esta zona, jugando contra equipos rentados y nosotros con chicos del pueblo, para nosotros fue un antes y un después en muchas de las cosas que pasaron en el club.”

Esta nota fue publicada en el suplemento Mirador Provincial, que se entrega con los diarios El Litoral y Clarín. Podés leerla online acá.

Seguí leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

12 + 6 =

Destacadas