Gimnasia de Ciudadela cumplió 80 años

La histórica institución santafesina cumple ocho décadas este lunes 23. En medio de una delicada situación por la actual pandemia, dialogamos con los dirigentes de la entidad pistolera sobre su historia y actualidad.

Hubo un tiempo en el que no solo Unión y Colón dominaban el plano futbolístico de la ciudad. A la par de ambas instituciones se encontraba el club Gimnasia y Esgrima. Eran los tiempos dorados de un club que supo probar las mieles del éxito hace ya mucho.

En la actualidad, el Pistolero se mantiene en el ámbito local, y apuesta a volver de a poco a los éxitos de antaño. Para eso, el actual presidente Ramón Ruglio, y el coordinador Ernesto Sosa, hablaron sobre la situación que viven hoy por hoy.

“Es un orgullo llegar a los 80 años, incluso con la pandemia, como hemos llegado. Aunque se nos complicaron un poco las cosas vamos a salir adelante. Yo creo que vamos a salir adelante” relató Ruglio.

Al mismo tiempo, Sosa graficó la situación institucional de la siguiente manera: “Gimnasia y Esgrima es un club muy particular, porque tiene empleados y su cuota social. La economía del club está devastada, porque prácticamente estamos llegando a los dos años de inactividad, y es imposible que hoy por hoy una institución se pueda solventar si no es con el aporte de los chicos y de los socios.” La pandemia ha hecho estragos en la economía de los clubes, eso es sabido, y el Pistolero no es ajeno a esta situación.

Según el coordinador, se necesitan de 400.000 pesos mensuales para abrir las puertas del club. La tarea es enorme, y más teniendo en cuenta que aún no se encuentra constituida la comisión directiva. Esto tiene que ver con el fallecimiento del ex presidente Eduardo Sadonio en marzo de 2020, por lo que Ruglio tomó las riendas del club en ese momento, pero aún Personerías Jurídicas no ha aprobado la realización de las elecciones en la institución.

En medio de esta delicada situación, el club intenta salir delante de la mano de su caballito de batalla: el fútbol. “Nosotros tenemos gente que ha venido a ver a nuestros pibes, porque yo les digo a los coordinadores de AFA que vengan, porque a nosotros se nos hace muy difícil ir a Buenos Aires. También les digo a los equipos de Santa Fe que pueden venir a probar acá, no es necesario que hagan una prueba, que vengan y vean los jugadores acá, si nosotros lo que más queremos es que nuestros jugadores integren los equipos de AFA, y que nos quede algún convenio” contó Sosa.

El coordinador señaló que el momento actual podría calificarse como un “estancamiento”, pero que Gimnasia sigue siendo un club competitivo y que la gente sabe que si lleva al hijo a Gimnasia va a querer salir campeón. También agregó que el proyecto que desean realizar es de mínimamente tres años, intentando crear formadores que puedan llevar a de a poco a los jugadores de la institución a lo más alto.

No olvidemos que Gimnasia fue campeón de la Liga Santafesina de Fútbol en 11 ocasiones, y es el cuarto equipo con más consagraciones, detrás de Unión, Colón y Colón de San Justo. El último campeonato fue logrado en el año 2019, bajo las órdenes de Exequiel Marini.

Cabe destacar además sus participaciones en el Torneo Argentino B durante la década de 1990, y luego entre los años 2006 y 2008. Su última participación federal fue en el Torneo del Interior 2009.

Santiago Benítez, Eduardo Sadonio y Ramón Ruglio durante una entrevista en el año 2016.

Gimnasia de Ciudadela: Los caminos de la historia

Los orígenes del club se remontan más allá de estos 80 años. Es que en un principio, la institución de Ciudadela formaba parte de su homónimo de calles 4 de Enero y Juan de Garay. Sin embargo, el 23 de agosto de 1941 se hizo efectiva la escisión de algunas de las disciplinas, con el fútbol a la cabeza, para formar la entidad que hoy ya es octogenaria. De esta forma, tanto la histórica tribuna, como la sede de calle Dr. Zavalla son aún más antiguas que la conformación misma del club.

Al mismo tiempo, no podemos dejar de hablar del campeonato logrado en 1931, hito histórico en el fútbol santafesino y también nacional. Esto tiene que ver no solo con haber logrado el primer título en Liga Santafesina, sino que tiene un trasfondo mucho más profundo. Dicho campeonato se disputó a la par de los certámenes de AFA y de la Asociación Rosarina. Estos torneos fueron los primeros de carácter profesional en nuestro país, luego de largas décadas de amateurismo.

Según los registros del Centro para la Investigación de la Historia del Fútbol (CIHF), la Liga Santafesina dio inicio en julio y consagró a Gimnasia y Esgrima el 18 de octubre. Los otros dos torneos profesionales finalizaron más tarde; de hecho el de AFA que consagró a Boca Juniors terminó el 6 de enero de 1932. Justamente como el certamen santafesino finalizó primero, se recuerda en todo el país a Gimnasia como el primer campeón del fútbol profesional a nivel nacional.

En aquel equipo se recuerdan a figuras como Genaro Cantoli, el “Macho” Loyarte, Magan, y el “Chueco” García, que luego fue figura de la Selección argentina, según aporta el ex dirigente Santiago Benítez. La formación tradicional de ese equipo era con Alfredo Mors, Eulalio Gómez, Joaquín Valdez; Alberto Lebrón, Rafael Amadei, Carlos Lebrón; Gabriel Magán, Oscar Salas, Tomás Loyarte, Genaro Cantelli y Enrique García.

Otras históricas figuras nacidas en la institución de Ciudadela fueron René Pontoni, Edgar Fernández, Carlos Roa, entre tantos otros.

Además, otros hechos sumamente relevantes en la historia de Gimnasia son sus participaciones en distintas copas nacionales. En 1933 disputó la Copa Beccar Varela (que también jugaban equipos uruguayos), quedando eliminado en semifinales ante Central Córdoba de Rosario, a la postre campeón del certamen. En 1944 participó de la Copa de la República (antecedente directo de la actual Copa Argentina). En dicho certamen jugó en la Zona Litoral, dejando afuera en primera fase a 9 de Julio de Rafaela, y siendo eliminado en la segunda ronda por Belgrano de Paraná.

No obstante, Gimnasia no es solo fútbol. Los dirigentes recuerdan que hace muchos años, alrededor de la cancha de fútbol se erigía la pista de atletismo Gladys Erbetta, “esa enorme atleta que defendió los colores nacionales en torneos sudamericanos. En la misma se realizaron carreras de autos midget, y de motocicletas, que para esa época tenían enorme importancia. Además de realizarse por muchos años los torneos intercolegiales de atletismo”, recordó Benítez.

La histórica atleta santotomesina, actualmente de 92 años, representó a la Argentina en los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952, y fue campeona argentina y sudamericana. Además, llevó la antorcha olímpica en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires 2018.

Foto publicada en el diario El Litoral en 1931.

La tribuna, una historia aparte dentro de Gimnasia

La histórica estructura de la institución tiene una capacidad aproximada de 10.000 personas. Según las palabras del presidente Ramón Ruglio, “7000 personas sentadas y 12.000 paradas” son las que aproximadamente puede albergar el estadio de Gimnasia de Ciudadela. En 2012 la tribuna fue declarada Patrimonio Cultural de la ciudad de Santa Fe por parte del Concejo Municipal.

El coordinador Ernesto Sosa no olvida haberla visto repleta en algunas ocasiones: “Recuerdo verla llena porque una vez vinieron Los Pumas. La vimos también con Patronato, que había un 90% de capacidad, y con el reverendo Cabrera fue cuando hubo más concurrencia. Yo me acuerdo de ver en la tribuna esa cantidad de gente, es imponente el marco. Esperemos en algún momento, a través de algún evento que podamos hacer, verla otra vez con esa capacidad. El colorido es impresionante.”

La tribuna fue inaugurada el 24 de mayo de 1931. Ese día el Pistolero le ganó al equipo Ferroviarios Porteños, un equipo que no participaba de ningún certamen nacional, sino que era conformado por distintos jugadores de otras instituciones que eran empleados de los ferrocarriles. En dicho conjunto actuaron ese día varios componentes de la Selección argentina, como Bossio (Talleres de R.E.), Stagnaro (Chacarita), “Arico” Suárez (Boca), Maglio (San Lorenzo) y Seoane (Independiente). El resultado final fue de 4 a 2 a favor de los pistoleros, según los relatos del ex dirigente Benítez.

Cabe destacar que los ingenieros a cargo de la monumental obra fueron Horacio Cobani, Nicolás Farruggia y Carlos Gudiños. Por aquel entonces solo había otras dos canchas con estructuras de similares características. Estamos hablando, por un lado de la Doble Visera de Cemento, el primer estadio construido en su totalidad de hormigón en Sudamérica, perteneciente al Club Atlético Independiente de Avellaneda. El estadio fue inaugurado el 4 de marzo de 1928 y demolido en 2007 para la construcción del actual Libertadores de América.

Por otra parte, la otra cancha similar por aquellos años era la de Newell’s Old Boys de Rosario. Si bien los leprosos ya contaban con cancha propia desde 1911, fue el 26 de mayo de 1929 cuando inauguraron la tribuna del sector oeste, íntegramente de cemento y techada. Es la más antigua que queda en pie en la actualidad.

Volviendo a la tribuna del mítico estadio Heriberto Osuna (en honor al prestigioso periodista deportivo de nuestra ciudad), cabe destacar que en aquellas décadas del 30 y 40 fue también hogar de Colón y Unión. Tatengues y sabaleros supieron hacer de local en cancha de Gimnasia en más de una ocasión. De hecho, Benítez recuerda que “sobre todo Colón, cuando sufrió una enorme inundación, y por un largo plazo no pudo jugar en su cancha.”

Colón y Gimnasia: Los últimos y los primeros

 

Esta nota fue publicada en la sección Deportes del diario El Litoral. Para leerla online hacé click acá. 

Seguí leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

dieciseis + quince =

Destacadas